Comunicaciones Técnicas de Café
Número 5 - Septiembre 2014

Ramirez Caficultura desde Costa Rica

Apdo 396-3000, Heredia, Costa Rica, Teléfono: (506) 8322-2794

www.ramirezcaficulturadesdecostarica.com

¿Puede la caficultura de Brasil pensar 

en el manejo de café arbolado o café con sombra?

Ing. Jorge Ramírez Rojas

Asesor Experto en Café

jramirez@ramirezcaficulturadesdecostarica.com

Eso nos hemos preguntado también nosotros valorando el panorama de la caficultura más mecanizada del mundo, donde su mayor área de cultivo se localiza en terrenos de topografía semiplana o levemente ondulada y en diseños de siembra establecidos para el uso de máquinas para realizar diferentes labores de cultivo, muchas de las cuales son de envergadura tal que requieren que las distancias entre hileras de cafetos de las plantaciones, superen los 3 metros de distancia.


Siendo que la mecanización del cultivo contribuye mucho con la disminución de los costos de producción, rubro altamente oneroso en la caficultura brasileña y que la estructura de las plantaciones en muchas zonas cafetaleras, se encuentran diseñadas precisamente para llevar  a cabo actividades tan importantes como la recolección del café, manejo de coberturas con gramíneas, atomizaciones para control de plagas y enfermedades, poda de cafetos, sistemas de riego entre otros; es sumamente difícil pensar en una posibilidad viable y económica de variar esa estructura, sin que la misma signifique una trasformación de gran magnitud, dentro del esquema productivo de los sistemas de cultivo de café de ese país.


¿Existen zonas de cultivo donde sí se podría pensar en la incorporación de árboles?


Definitivamente las áreas de cultivo donde se podría valorar formalmente la incorporación de árboles en las plantaciones, es en las zonas donde se localiza la llamada caficultura de montaña. Estas zonas de cultivo se ubican en diferentes lugares de la geografía cafetalera brasileña, en la Zona da Mata del Estado de Minas Gerais, en las diferentes localidades productoras de arábica en el Estado de Espírito Santo, en algunas zonas del Sur de Minas y en las regiones al sur del país en el Estado de Paraná.

Cultivo de café con sombra de Grevilea sp. en el altiplano de Guatemala.

 

¿Qué valoración general debe inicialmente realizarse para analizar posibilidades?

 

Ciertamente ya se cuenta con diferentes y valiosas experiencias de fincas cafetaleras en zonas de café de montaña de Brasil, donde se han incorporado árboles  a los sistemas de cultivo. Sin embargo, algunos pueden corresponder a esfuerzos individuales, a pruebas o iniciativas exploratorias con las que se han alcanzado resultados diversos. Tal vez conviene tratar de unificar esfuerzos y estructurar un lineamiento integrado para el desarrollo de algunas investigaciones básicas, valorar todo el bagaje de experiencia con que ya se cuenta en diferentes lugares y definir pautas de manejo agronómico a seguir, considerando muy claramente especies de buena adaptabilidad y comportamiento a las condiciones agroecológicas de las zonas y que no perjudiquen ni generen competencia con el cultivo.

Cultivo de café con sombra de Poró (Erytrhina poeppigiana) en zona de Los Santos, Costa Rica.

 

¿Qué aspectos más específicos se deben tomar en consideración?

 

1. Café con sombra regulada:

 

En principio este manejo podría ser la mejor opción, ya que no se compromete tanto la implementación de cambios muy radicales en el manejo del cultivo y en los objetivos de productividad requeridos. Para esto se debe considerar el uso de los llamados “árboles de servicio” los cuales si bien no ofrecen mayor valor comercial agregado, sí permiten llevar a cabo "manejos" sencillos de formación y mantenimiento anual de la estructura de los árboles, con el objetivo de establecer una sombra regulada (sin exceso de sombrío), en función de las necesidades de la plantación orientada siempre hacia una buena productividad.

 

2. Especies interesantes de valorar:

 

Se debe explorar más específicamente la adaptabilidad de árboles del género de las Erythrinas que entendemos hay algunas especies que ya han sido preliminarmente evaluadas en alguna de estas zonas. Si una o varias especies de Erythrinas pudieran efectivamente adaptarse a las condiciones de la caficultura de montaña en Minas Gerais y Espírito Santo, habría notables ventajas para su establecimiento, desarrollo e incorporación a los sistemas de cultivo, en función de las facilidades de manejo que presentan varias de las especies de Erythrinas. En regiones más afectadas por las bajas temperaturas que se presentan en algunas épocas del año, ciertamente el uso de especies de Grevilea que muestran bastante tolerancia a estas condiciones, puede ser una opción interesante, tal como se utiliza con éxito en zonas altas de la caficultura de Guatemala, donde en algunas épocas del año las temperaturas bajan mucho, hasta llegar a causar daño al cultivo que no es debidamente protegido.

Cultivo de café con árboles dispersos en la Zona da Mata, MG, Brasil.

 

3. Inventario de especies de buena adaptabilidad: 

 

Es importante evaluar cuáles especies presentes en las regiones de cultivo, muestran ya buena adaptabilidad a las condiciones de las diferentes regiones y que a la vez puedan reunir características de interés que permitan ser incorporadas  a los sistemas de cultivo, sin efectos de competencia.

 

4. Establecimiento de los sistemas en áreas de renovación: 

 

Luego de recopilada la información local y de analizar los resultados de las experiencias que ya se vienen teniendo, se debe generar una propuesta de establecimiento de especies y manejo de los árboles en la plantación, lo que debe incluir entre otros, las distancias de siembra, el manejo para establecimiento y desarrollo de las actividades de mantenimiento anual. La forma más sencilla para implantar el nuevo sistema, es realizarlo en áreas de café que son destinadas para renovación, lo que facilita muy significativamente llevar a cabo los procedimientos de establecimiento de los sistemas para el buen cumplimiento de los objetivos propuestos.

 

5. Valoración del costo beneficio:

 

Sin duda que el establecimiento y manejo de árboles de sombra implica aumento en los costos de producción y limitaciones para cierto tipo de mecanización, por su parte las ventajas derivadas de los nuevos sistemas, se va a centrar en un potencial de mayor sostenibilidad y vida útil de los sistemas productivos, al funcionar la sombra como un amortiguante del desgaste o agotamiento de los cafetos, las plantaciones podrían mantener un promedio productivo rentable por un mayor número de años, retrasar las necesidades de poda y aportar al ambiente y  a la oferta de un café, un producto con importante valor agregado por el reconocimiento de mejores precios.

 
 

Su guía para conocer sobre caficultura.