Comunicaciones Técnicas de Café
Número 102 - Junio 2019

Ramirez Caficultura desde Costa Rica

Apdo 396-3000, Heredia, Costa Rica, Teléfono: (506) 8322-2794

www.ramirezcaficulturadesdecostarica.com

¿Sembrar solo variedades con resistencia a roya o alternar

con variedades susceptibles en el cafetal?

Ing. Jorge Ramírez Rojas

Consultor Experto en Café

jramirez@ramirezcaficulturadesdecostarica.com

Fuerte impulso para sembrar variedades con resistencia a roya


Actualmente se está generando un fuerte impulso para que los productores de café puedan optar por la siembra de variedades con resistencia a la roya. Las instituciones cafetaleras están entregando semillas y almácigos de estos materiales a los productores, el tema también es tratado con frecuencia en las actividades de transferencia de tecnología que realizan los técnicos, asimismo la empresa privada no se ha quedado atrás en promover la siembra de variedades con resistencia a la roya.


Sin embargo, esta forma de abordar el problema de la roya puede llegar a confundir al productor si el mensaje pretende afirmar que solamente sembrando variedades con resistencia a la roya se puede salir adelante con el cultivo de café, pues la experiencia comercial demuestra en muchas regiones del mundo que perfectamente se puede desarrollar la actividad económica trabajando con variedades susceptibles a la roya.


Variedades no logran sostener la resistencia en forma duradera


Con la liberación de variedades portadoras de genes de resistencia a la roya, inicialmente se tuvo la esperanza de que los materiales entregados a los productores podrían conservar la característica de resistencia a la enfermedad. Sin embargo, actualmente es bien conocido que estas variedades después de cierto periodo de tiempo comienzan a manifestar diferente grado de susceptibilidad a la roya.


Esto puede deberse a los cambios internos que ocurren en el mismo patógeno, la influencia de variaciones drásticas en el patrón climático de la región o aspectos particulares de manejo del cultivo que en determinado momento pueden resultar favorables para la aparición de nuevas razas de roya. 


Una explicación científica a esta situación surgió a partir de los estudios de la relación hospedero-patógeno en plantas, realizados por el fitopatólogo estadounidense Harold Flor quien como parte de la conclusión de sus trabajos señaló que “para cada gene que confiere resistencia al hospedero, existe un gene en el patógeno que le otorga virulencia.


Esto significa que la presencia de un gene de resistencia en el hospedero provoca el surgimiento de un gene de virulencia en el patógeno que le posibilita vencer esa resistencia. Sin embargo, esto no siempre ocurre en forma drástica, debido a la influencia de fenómenos importantes que pueden retrasar los cambios y que hace que la variedad pueda mantener por un cierto periodo de tiempo su reacción de resistencia.


Muchas décadas después de la postulación de “La Teoría de Flor” los resultados de estos estudios siguen teniendo plena vigencia en función de la confirmación de sus conclusiones, pues en la práctica del manejo comercial de variedades con resistencia a la roya del cafeto se ha visto que tarde o temprano las variedades liberadas van perdiendo resistencia a la enfermedad.


Fincas sembradas solo de variedades con resistencia


El manejo de plantaciones conformadas solamente de variedades con resistencia a roya puede generar una “presión de selección” sobre el patógeno, debido a la concentración única de estos materiales genéticos que van a ejercer una presión de selectividad favorable para que el hongo pueda cambiar o mutar y así vencer la resistencia que le ofrece el hospedero, lo que puede originar la aparición de nuevas razas.


El uso de variedades con resistencia a la roya es un buen recurso para mejorar la producción, disminuir parte del costo por concepto de control de enfermedades en la plantación y bajar las probabilidades de sufrir fuertes pérdidas por causa de la roya cuando por determinadas circunstancias la enfermedad llega a salirse de control.


Sin embargo, el productor debe entender también que este es un medio o estrategia de combate por resistencia que forma parte de un manejo integrado de la enfermedad, pero que este no es un fin en sí mismo para solucionar todos los problemas del cultivo.


Fincas con variedades susceptibles  


Consideramos que no se está en lo correcto cuando se afirma que solamente sembrando variedades con resistencia a la roya se puede salir adelante con la actividad cafetalera. Tanto en pequeñas unidades productivas como en grandes plantaciones de café arábica, se sigue manejando el cultivo de manera exitosa con mayoría de variedades susceptibles a la roya, cuando se utilizan prácticas agronómicas eficientes y programas adecuados de control de la enfermedad.


Solamente por mencionar el caso de los mayores productores de café arábica del mundo, Brasil y Colombia. En Brasil la mayor parte del área cafetalera está conformada por las variedades Catuaí y Mundo Novo, mientras que en Colombia la variedad Caturra sigue ocupando una proporción importante de área de cultivo en varias regiones cafeteras.


Hay que considerar también que, todas las variedades para la producción de cafés especiales y las variedades que han demostrado excelencia en sus características de calidad, son igualmente susceptibles a la roya.


Fincas conformadas por variedades susceptibles y variedades con resistencia


Hay que destacar el enorme aporte realizado por los científicos de importantes centros de investigación de café, para la evaluación y selección de materiales genéticos portadores de genes de resistencia a la roya, lo que ha permitido a los productores tener acceso a variedades mejoradas con resistencia a la enfermedad que, actualmente constituyen muy buenas opciones para la siembra comercial.


También se debe tener presente la realidad en algunas regiones cafetaleras, así como las áreas de cultivo de una misma finca, donde existen condiciones más favorables para una mayor incidencia del patógeno debido a factores climáticos o aspectos de manejo agronómico del cultivo, siendo en estos lugares donde se debe dar prioridad a la siembra de variedades con resistencia a roya.


Sin embargo, el manejo de plantaciones alternando lotes de materiales con resistencia y lotes de materiales susceptibles puede ser la opción más razonable y equilibrada. Las variedades con resistencia a roya aportan muy alta productividad y resistencia o tolerancia a la enfermedad, mientras que las variedades susceptibles con manejo agronómico adecuado y control eficiente de la roya, pueden aportar alta productividad y muy buena calidad de taza, asimismo otras variedades susceptibles menos productivas, logran mantener un alto nivel de competitividad en el mercado, gracias al reconocimiento en el precio de sus cualidades excepcionales en la calidad de la bebida.

 
 

Su guía para conocer sobre caficultura.