Comunicaciones Técnicas de Café
Número 65 - Noviembre 2016

Ramirez Caficultura desde Costa Rica

Apdo 396-3000, Heredia, Costa Rica, Teléfono: (506) 8322-2794

www.ramirezcaficulturadesdecostarica.com

Respuesta a la poda del cafeto en diferentes partes

del tejido de la planta.

Ing. Jorge Ramírez Rojas

Asesor Experto en Café

jramirez@ramirezcaficulturadesdecostarica.com

INTRODUCCIÓN


El manejo de la poda del cafeto se fundamenta en la capacidad o potencial de respuesta a esta práctica que ocurre en diferentes puntos de los ejes ortotrópicos (verticales) y las ramas plagiotrópicas (horizontales), que activa el desarrollo de brotes y permite la sustitución de madera vieja por nuevos tejidos. La poda se inicia cuando la planta alcanza un grado importante de agotamiento, y los resultados productivos con el uso de esta tecnología, van a depender de la proporción de tejido que se poda en relación a la condición agronómica que presenta la plantación.

Tipos de poda de recepa y esqueletamiento.

 
La planta manifiesta un alto potencial de respuesta a la poda en muy diversas condiciones de clima y suelo, y se utiliza también cuando los cafetos han sufrido daño causado por efecto de plagas, enfermedades o fenómenos naturales como descargas eléctricas y heladas. Por eso es necesario conocer la capacidad de respuesta a la poda en diferentes órganos de la planta, para así obtener el mayor provecho posible de esta práctica agronómica.

RESPUESTA A LA PODA EN EL EJE ORTOTRÓPICO


El tallo de la planta de café, manifiesta respuesta al estímulo de la poda mediante la emisión de brotes desde los pocos meses de edad. Las primeras yemas capaces de producir rebrotes aparecen en las primeras etapas de crecimiento, cuando las plántulas han formado apenas el segundo nudo, llegando a completar de manera constante el número de 4 yemas que se ubican en cada axila foliar después del sexto nudo. Estas yemas se denominan seriadas y evolucionan en ejes ortotrópicos de reemplazo de ser necesario.

Rebrotes en los ejes ortotrópicos del cafeto adulto.
 
Las yemas seriadas que permanecen latentes son poco desarrolladas, su punta vegetativa se encuentra envuelta desde las primeras hojas y estípulas.  Estas yemas se encuentran dispuestas linealmente sobre el tallo, y están protegidas por unas vainas estipulares, no obstante, pueden responder generando brotes ante el estímulo de poda o de cualquier corte o alteración severa que pueda sufrir el tallo.

RESPUESTA A LA PODA EN RAMAS PLAGIOTRÓPICAS


En la axila del octavo al onceavo par de hojas del eje ortotrópico surge por primera vez una yema que da origen a un nuevo tipo de rama denominada plagiotrópica, la yema que da origen a esta ramificación se denomina cabeza de serie.


Las ramas plagiotrópicas tienen las mismas yemas que el eje ortotrópico, sólo que en este caso las yemas cabeza de serie originan ramas plagiotrópicas de segundo orden, y estas a su vez pueden dar origen por el mismo proceso a las ramas plagiotrópicas de tercer orden.


En las ramas primarias, las yemas cabeza de serie pueden formar ramas plagiotrópicas secundarias solamente, mientras que las yemas seriadas originan inflorescencias (glomérulos), aunque también pueden originar ramas plagiotrópicas dependiendo de las condiciones ambientales y del manejo de la planta.  

Respuesta a la poda de ramas a través de la producción de crecimientos secundarios.
 
Cuando se realiza la poda de las ramas plagiotrópicas como parte del manejo de la técnica para inducir nuevos crecimientos, las yemas latentes que permanecen en la madera de años anteriores que no se diferenciaron productivamente, pueden responder con la emisión de brotes en el punto de los nudos, los cuales van a reanudar el proceso de crecimiento horizontal, y al alcanzar madurez fisiológica tendrán la posibilidad de diferenciarse productivamente.

CAFETO CON ALTO POTENCIAL DE RESPUESTA A PODA


Con el crecimiento de la planta, se va a establecer una secuencia fija de formación de yemas a lo largo del tallo, donde las yemas cabeza de serie aparecen antes que las yemas seriadas, las cuales se forman sucesivamente sobre el eje central.  La primera de la serie aparece en el momento en que la yema terminal ha formado las protuberancias foliares y estipulares del nudo siguiente, las otras nacen luego del comienzo del desarrollo de la zona generatriz y transversal del entrenudo.


En el tallo principal las yemas cabeza de serie dan origen a ramas plagiotrópicas primarias que tienen conexión vascular con el tallo desde el principio, mientras que las yemas seriadas originan brotes ortotrópicos solamente y constituyen el potencial de brotación en respuesta a la poda.  Su número puede aumentar con la edad de la planta, permanecen latentes hasta que sea suprimida la dominancia apica.

Morfología del crecimiento ortotrópico y plagiotrópico del cafeto.
 

Esto pone de manifiesto la capacidad del cafeto para regenerar tejido vegetativo, a partir de la reserva de yemas disponibles en los nudos del tallo, lo que asegura la aparición de brotes en respuesta al corte que se realiza por medio de la poda. Este conocimiento es fundamental para entender el comportamiento de la producción y el efecto de esta práctica agronómica sobre el desarrollo de la planta.


MANEJO DE PODA EN LOS CRECIMIENTOS ORTOTRÓPICOS


1. Poda de plantas de almácigo


La planta de café desde el desarrollo de los primeros nudos adquiere la capacidad de responder con la emisión de brotes de crecimiento vertical, ante el estímulo de algún corte del eje que suprima la dominancia apical.


La realización de podas en plantas de almácigo no es una práctica común en los viveros, sin embargo, alguna situación especial podría justificar la necesidad de llevar a cabo alguna poda o “capa” de las plantas en este estado de desarrollo, como podría ser la inducción para la formación de ejes múltiples a partir de plantas originalmente formadas a un eje.

Respuesta a la poda o "capa" realizada en plantas de almácigo.
 

También podría haber necesidad de realizar una poda “obligada” por efecto de algún daño ocurrido en la parte superior de las plantas o la conveniencia de atrasar un poco el desarrollo del almácigo, en relación con el momento oportuno de siembra en el campo.


Cuando se realiza una poda en plantas de almácigo, se busca lograr solamente una respuesta de formación de brotes ortotrópicos, puesto que posterior a su aplicación lo que se quiere es retomar lo antes posible el crecimiento vertical.

2. Poda en café nuevo


En plantas con sus primeros meses de establecidas en el campo, puede llevarse a cabo una poda o “capa”, cuando existe la necesidad y conveniencia de inducir una formación de ejes múltiples en plantas originalmente formadas a un solo eje ortotrópico.


Esta práctica también se realiza en campos experimentales para la evaluación de materiales genéticos, donde por razones de la formación futura de los cafetos, las plantas que originalmente tienen un solo eje (manejo de una planta única para realizar ensayos de mejoramiento genético), se considera adecuado que durante su proceso de desarrollo y producción, se trabaje con plantas formadas por varios ejes verticales.

3. Poda en café adulto


Corresponde a la práctica de poda más usual en el manejo del cafeto, el cual responde al corte que se puede realizar a diferentes alturas del crecimiento de los ejes verticales. Sin embargo, se observa una marcada diferencia en la inducción de brotación, la cual es mucho más intensa cuando la poda corresponde a recepas que normalmente se realizan a menos de 40 cm del nivel del suelo.

 
Respuesta a la poda baja o recepa.
 
En estos casos se produce mucha emisión de brotes, los cuales son aún más numerosos en las plantas adultas que han recibido podas en ocasiones anteriores. Dicha respuesta se atribuye a la acumulación de yemas seriadas latentes en estratos sucesivos internodales de la base del tallo conforme el cafeto aumenta en edad, y llegan a conformar estructuras masivas que acumulan gran cantidad de yemas que responden al estímulo de la poda.


Cuando los cortes se realizan a mayor altura del eje vertical, la cantidad de brotes que se activan son menos numerosos, manteniendo una cierta relación de respuesta de mayor altura menos brotación, posiblemente debido a que en esa misma proporción, la planta debe sustentar una mayor cantidad de madera y debe seguir funcionando en su desarrollo vegetativo y reproductivo.

Respuesta a la práctica de poda alta.
 

Sin embargo, indistintamente de la altura de poda, el cafeto en condición normal va a responder con emisión de brotes suficientes para garantizar la reactivación del crecimiento ortotrópico bajo el punto donde se realiza el corte. Cabe recalcar que cualquier operación de poda realizada en los ejes verticales, va a producir siempre crecimientos verticales de reemplazo y nunca ramas horizontales.


De acuerdo con la altura a la que se realiza el corte en el eje ortotrópico, se han definido diferentes tipos que se conocen como recepa para la poda baja a 40 cm o menos del suelo, poda alta cuando se realiza a diferentes alturas del tallo manteniendo una cantidad determinada de ramas con capacidad productiva, y el descope o corte apical para detener el crecimiento y estimular el desarrollo horizontal.

MANEJO DE PODA EN LOS CRECIMIENTOS PLAGIOTROPICOS


Tal como se explicó anteriormente, el alineamiento de la yema cabeza de serie y las yemas seriadas en las axilas de las hojas de las ramas plagiotrópicas (bandolas), establece un potencial de respuesta a la poda que se pueda inducir lo largo de las ramas, siempre y cuando éstas mantengan una actividad fisiológica normal y un buen estado fitosanitario.

Respuesta a la poda de ramas en el nudo después del punto del corte
 

Cabe señalar que todas las ramas secas o dañadas no tendrán posibilidad de respuesta a poda, asimismo el corte o eliminación de las ramas o bandolas desde su base de sustentación en el eje principal, no tiene capacidad de regeneración al no haber yemas sustitutivas para estimular un nuevo crecimiento plagiotrópico.


La respuesta productiva al manejo de la poda de ramas, va a depender de las características del sistema de siembra, al ser necesario que los cafetos dispongan del espacio mínimo necesario para el desarrollo y preparación de cosecha en los nuevos crecimientos, principalmente cuando se quiere obtener varias cosechas sucesivas antes de realizar una nueva operación de poda.


Es importante mencionar que plantas establecidas a distancias muy cortas, igualmente van a responder a la poda con preparación de cosecha, pero que las mismas estarán perdiendo potencial productivo después de la primera cosecha, en función del ambiente cerrado de follaje que se genera en la plantación, principalmente por el uso de distancias de siembra muy cortas entre hileras.  

PODA SIMULTÁNEA EN CRECIMIENTO ORTOTRÓPICO Y PLAGIOTRÓPICO


Los cafetos manifiestan también respuesta a la poda cuando se llevan a cabo cortes simultáneos tanto en los ejes verticales como en las ramas laterales, cuando el tipo de manejo así lo requiere para implementar algún sistema de poda en particular.


El corte en ejes y ramas en una misma operación de poda, es propio del manejo del sistema brasileño conocido como “esqueletamiento”, donde los cortes que se realizan en estos crecimientos cumplen objetivos diferentes pero complementarios en la aplicación de un solo procedimiento para detener el crecimiento vertical y favorecer más desarrollo horizontal.

Poda en ramas y ejes verticales en el manejo del esqueletamiento.
 

La poda de ramas se realiza para estimular nuevos crecimientos en esos puntos y la preparación de cosecha en el nuevo tejido productivo. Por su parte la poda del crecimiento apical del eje ortotrópico, se realiza para detener el crecimiento vertical y estimular aún más la respuesta a la poda de las ramas.


Cuando a partir de la poda de esqueletamiento se busca obtener varias cosechas, los ejes ortotrópicos sobre los cortes realizados adquieren alguna capacidad productiva, no obstante, la respuesta principal siempre va estar sustentada en la cosecha de las ramas plagiotrópicas y no en el nuevo crecimiento de los ejes verticales.

Referencia:

Ramírez, J.E. 1996. Poda y manejo de Coffea arabica. ICAFE. 60 p.

 
 
 

Su guía para conocer sobre caficultura.