Comunicaciones Técnicas de Café
Número 81 - Septiembre 2017

Ramirez Caficultura desde Costa Rica

Apdo 396-3000, Heredia, Costa Rica, Teléfono: (506) 8322-2794

www.ramirezcaficulturadesdecostarica.com

Investigación para la adaptación del cafeto al cambio climático

¿Qué trabajos prioritarios están pendientes de realizar?

Ing. Jorge Ramírez Rojas

Asesor Experto en Café

jramirez@ramirezcaficulturadesdecostarica.com

 

El efecto del cambio climático se ha venido manifestando desde hace varios años en la caficultura de diferentes regiones, situación que había sido advertida por los científicos y que con la ocurrencia de una serie de eventos climáticos que han impactado fuertemente sobre la condición agronómica del cultivo, han terminado por convencer hasta los técnicos y productores más escépticos sobre la realidad de este fenómeno.


El cambio climático es la modificación del clima que ha tenido lugar en relación a su comportamiento histórico a escala regional y global. Se trata de un fenómeno complejo comúnmente asociado al aumento de la temperatura promedio en la atmósfera y en los océanos conocido como efecto invernadero, pero que también influye en las precipitaciones, nubosidad y muchos otros parámetros.

Efecto del cambio climático en caficultura


La variación climática ha tenido una importante influencia sobre una serie de problemas que han venido perjudicando el cultivo. El aumento en la temperatura y los cambios en el comportamiento de las lluvias, han afectado la fenología del cafeto en procesos tan importantes como la floración y el desarrollo del fruto, provocando en los últimos años cuantiosas pérdidas en muchas regiones cafetaleras.


Igualmente esos cambios han favorecido la ocurrencia de epidemias de enfermedades como roya y ojo de gallo y provocado desbalances biológicos en el ambiente de los cafetales, lo que ha resultado en la aparición de altas poblaciones de plagas como cochinillas aéreas y ácaros.


No hay que olvidar a la broca como la plaga más importante del café y que bajo ciertas condiciones climáticas favorables que pueden darse en función de la variación climática, puede causar enorme daño económico a la caficultura en diferentes regiones.

 

Algunas consecuencias de la variación climática en el cultivo del café.

 

Las fuertes defoliaciones (caída de hojas) que sufren las plantaciones de café, provocadas por el ataque de plagas y enfermedades durante períodos del cultivo de mucha actividad fisiológica, son responsables de la pérdida en cantidad y calidad de las cosechas y de un aumento prematuro del tejido agotado en las ramas.


Estos problemas de gran importancia para la actividad económica del cultivo del café, requieren ser controlados o al menos disminuidos en su efecto perjudicial, mediante la implementación de alternativas de manejo que permitan lograr una mejor adaptación del cafeto a los cambios que ocurren todos los años, tema al cual se debe prestar la mayor atención en el desarrollo de los programas de investigación que realizan los centros experimentales y las instituciones cafetaleras.

Referencia de algunas investigaciones y trabajos en curso


Centros de investigación en café principalmente de Brasil y Colombia, han venido trabajando desde hace varios años de manera conjunta con importantes universidades de especialización agrícola, en la búsqueda de alternativas que permitan enfrentar con mayor eficiencia los efectos negativos de los cambios en el patrón climático.


Estas alianzas interinstitucionales ya han permitido lograr avances importantes en la identificación y selección de materiales genéticos más resistentes a condiciones climáticas adversas, al contar con los recursos genéticos necesarios para llevar a cabo programas de mejoramiento, y disponer además de la infraestructura, equipos y personal técnico entrenado para realizar los estudios.


Por su parte en países de Centroamérica se han implementado programas que procuran alcanzar objetivos en áreas específicas relacionadas con el tema del cambio climático, se han organizado algunos grupos de pequeños productores a quienes se  imparten capacitaciones que buscan concientizar sobre la realidad de este problema y proponen alternativas de manejo más que todo enfocadas a la importancia del uso de sombra en los cafetales.


Algunos otros proyectos que se desarrollan en esta región buscan regular los procesos postcosecha mediante la incorporación de algunos ajustes en los procesos del beneficiado, aunque hasta ahora con poca participación activa de los actores principales del sector que son los que realmente deben implementar los planes que se proponen, para reducir y equilibrar de manera significativa las emisiones en las empresas.


El registro de datos climáticos para el pronóstico de los eventos que podrían darse y por tanto para la generación de alertas tempranas fitosanitarias, han venido mejorando bastante en la región donde ya se aplican algunos de estos procedimientos para avisar a los productores y que puedan tomar las medidas respectivas para disminuir el impacto de los eventos.

Buscar alternativas de adaptación en las propias regiones


Como resultado de algunos estudios que han sido ampliamente divulgados en los últimos años y que son constantemente citados en los foros y eventos donde aunque se trata mucho el tema del cambio climático son muy pocos los acuerdos que se logran alcanzar; se ha señalado la alternativa del "traslado" de la caficultura de algunas regiones en lugares vulnerables hacia una franja altitudinal superior, para atenuar el efecto del aumento en la temperatura promedio prevista de aquí a unos 30 años por efecto del calentamiento global.


Realmente esta recomendación pareciera más un reto para los agrónomos investigadores que una posibilidad razonable en el contexto de la importancia económica y social que tiene el café, para las regiones y familias donde actualmente se encuentra asentada la caficultura motivo de esta singular propuesta.


Definitivamente consideramos que existe el tiempo suficiente para desarrollar las investigaciones agronómicas necesarias a nivel regional, para determinar las tecnologías y alternativas de manejo del cultivo que le permita adaptarse a las consecuencias del cambio climático, sin tener que migrar “loma arriba” como es sugerido a partir de la citada recomendación.


Es necesario abordar el tema de la variabilidad climática de una manera más práctica y realista, para lo cual se debe llevar a cabo una caracterización de las tendencias de los cambios que se vienen presentando y la repercusión que están teniendo sobre la caficultura, determinar los indicadores que permitan establecer las diferencias que se marcan respecto al patrón climático normal.


Hay que definir las prioridades de atención para cada región cafetalera, identificar en qué aspectos y temas existen vacíos de información y qué tipo de conocimiento se requiere adquirir para entender mejor el efecto de los cambios sobre el cultivo, así como apoyar toda gestión dirigida a fortalecer la base de información para diseñar estrategias y medidas de adaptabilidad y mitigación contra los efectos de la variabilidad climática.

Prioridad de investigación para adaptación del cafeto al cambio climático


Las instituciones y los centros de investigación deben establecer alianzas estratégicas y convenios, y destinar los recursos suficientes para que el personal especializado se aboque al análisis del impacto de los fenómenos extremos en el comportamiento agronómico del cultivo, y a realizar investigaciones específicamente dirigidas a la búsqueda de tecnológicas eficientes y duraderas, para contrarrestar el problema y promover el manejo de sistemas de cultivo que sean menos susceptibles al impacto de los cambios frecuentes del clima.


Algunas áreas de investigación deben ser reforzadas y otras que aún no han sido contempladas dentro de estos programas, deben ser incorporadas por medio de nuevos proyectos de investigación, principalmente en lo relacionado con las prácticas agronómicas de manejo de las plantaciones.


Por ejemplo sobre el tema del uso de la sombra se debe ir más allá de la recomendación del establecimiento de árboles en la plantación, para ahondar aún más en aspectos muy importantes como los rangos óptimos de sombrío, las densidades y especies más idóneas para cada región en función de las condiciones ecológicas. Por otra parte una mayor tecnificación en el uso de árboles como cortinas rompevientos relacionado con especies y adaptabilidad de éstas a diferentes pisos altitudinales.


En cuanto a los programas de fertilización del cafeto es necesario realizar estudios serios y profundos en relación con la búsqueda de fuentes alternativas al uso de nitrógeno producto de síntesis hasta ahora determinante para la fertilización del cafeto. No basta solamente con señalar que estas fuentes contribuyen con el efecto invernadero a través de las emisiones de óxido nitroso (N2O), ni tampoco insistir repitiendo trabajos para obtener los mismos resultados ya conocidos desde hace muchos años.  Se debe hacer un esfuerzo adicional desarrollando investigaciones más innovadoras que permitan no sólo acusar el efecto perjudicial de estos fertilizantes, sino también para ofrecer alternativas viables para los productores que aspiran a continuar con el cultivo intensivo de altos rendimientos.


Otro de los aspectos relevantes tiene que ver con el uso de las variedades de café que puedan mostrar las mejores características en cuanto a vigor, buenas cualidades agronómicas, tolerancia a plagas y enfermedades importantes y buena calidad de taza. Estas condiciones definen el perfil de las variedades comerciales que se deben preferir para el cultivo actualmente y a la vez continuar con la búsqueda de materiales sobresalientes que puedan dar paso a la realización de nuevas hibridaciones a través de los programas de mejoramiento genético, para el desarrollo de variedades aún más tolerantes a los efectos del cambio climático. Sobre este tema es necesario señalar que la verdadera ayuda para los caficultores definitivamente no se encuentra en la creación de programas cuyo objetivo final simplemente pareciera ser la multiplicación y comercialización de variedades café.


En cuanto a las medidas de corto plazo, es de suma importancia que los equipos técnicos de las instituciones puedan analizar los problemas específicos que están ocurriendo, para establecer las pautas necesarias y las recomendaciones técnicas correspondientes, para informar conveniente y oportunamente a los productores de café, sobre las prácticas de manejo del cultivo que mejor conviene utilizar, para atenuar el impacto de los fenómenos climáticos que en diferente medida se vienen presentando todos los años.

 
 
 

Su guía para conocer sobre caficultura.