Comunicaciones Técnicas de Café
Número 94 - Octubre 2018

Ramirez Caficultura desde Costa Rica

Apdo 396-3000, Heredia, Costa Rica, Teléfono: (506) 8322-2794

www.ramirezcaficulturadesdecostarica.com

¿Cómo controlar los bejucos en plantaciones de café?

Ing. Jorge Ramírez Rojas

Consultor Experto en Café

jramirez@ramirezcaficulturadesdecostarica.com

Introducción


El control de malezas es un componente muy importante de las labores de atención al cultivo debido a que el cafeto es muy sensible al efecto de competencia que ejercen las malezas en particular algunas especies muy agresivas que llegan a causar gran daño a la producción si se les deja prosperar.


Entre las malezas más perjudiciales se encuentran las gramíneas sobre todo en plantaciones manejadas a plena exposición solar, sin embargo, actualmente en los cafetales de diferentes regiones es cada vez más frecuente la presencia de los llamados bejucos, plantas trepadoras que con el menor descuido del productor invaden los cafetos, llegan a envolverlos o cubrirlos afectando el desarrollo normal de la planta y su producción.

Especies frecuentes de bejucos


Las malezas trepadoras como su nombre lo indica tienen el hábito de subir utilizando cualquier soporte próximo donde logren encontrar sustentación, en los cafetales nacen y crecen inicialmente en el suelo y luego comienzan a subir por la base del tallo del cafeto. De esta forma son doblemente perjudiciales, compiten con el café por agua y nutrientes en el suelo y compiten en la parte aérea por luz debido a la cobertura que realizan sobre la copa de las plantas interfiriendo además con su desarrollo normal.

                  Churristate (Ipomoea sp.)

            Solda con solda (Enredera cordifolia)

        Chanchillo (Rytidostylis carthaginensis)

 
Son varias las especies que vienen causando cada vez más problemas a la caficultura, sin embargo, destacan como las más comunes varias especies de churristates (Ipomoea sp) y de enredaderas (Enredera cordifolia). La dificultad para su control se debe a que muchas de estas malezas nacen sobre la orilla o entre las hileras de los cafetos donde los herbicidas o las cortadoras usadas para el control de las malezas no logran efectuar un buen control.

Churristates y enredaderas


En cuanto a los churristates se pueden encontrar distintas especies en una misma área del cafetal, unos con hojas que difieren en apariencia y tamaño, también flores con variados colores, púrpura, azules, blancas y rojas, todas con hábitos de crecimiento semejantes.

Su expansión se ha visto favorecida en los cafetales debido al gran número de semillas que producen y su diseminación por medio de personas que transitan por el cafetal principalmente durante las actividades de recolección.

                                                                  Especies de Churristates en diferentes etapas de desarrollo sobre los cafetos

 

Por su parte las enredaderas son malezas que se han venido convirtiendo en una gran amenaza para el cultivo y la producción de café. Esto se debe a los variados medios de propagación que poseen estas especies, sus hábitos de crecimiento y las dificultades para su control.

                                                    Tubérculos de la parte aérea del bejuco Solda con solda que facilitan la propagación de la especie

 
Se caracterizan por la formación de tubérculos en los nudos axilares del bejuco los cuales al caer al suelo originan nuevas plántulas que frecuentemente nacen en la zona del “plato” del cafeto, también forman rizomas subterráneos los cuales se convierten en otro medio de propagación.

                                                                              Bejucos de Solda con solda en ramas e hijos de poda

 

Control de los bejucos


La estrategia de control más eficiente consiste en realizar la aplicación de herbicidas en forma temprana durante los primeros estadios de desarrollo de la maleza cuando esta se encuentra por completo en el suelo. Los productos más efectivos para el control de los bejucos son los herbicidas derivados del grupo de las sulfonilureas que actúan como inhibidores de la síntesis de aminoácidos que detienen el crecimiento de las malezas casi de inmediato, aunque el efecto más evidente del herbicida se comienza a notar como una semana después de la aplicación.

                              Desarrrolo inicial de los bejucos en el suelo corresponde a la etapa más vulnerable de la maleza a la aplicación de herbicidas

 
Sin embargo, en muchas ocasiones los productores no realizan las aplicaciones con herbicida a tiempo, los bejucos invasores comienzan a trepar y se van enredando en la planta lo que hace necesario realizar una labor manual previa, que consiste en arrancar por completo la maleza desde su base con todo el sistema radical para que sus ramificaciones extendidas se marchiten y se sequen sobre el cafeto.

                                                                  Control manual de los bejucos cuando ya han invadido la planta de café

 
La necesidad de realizar labores manuales para arrancar los bejucos en los cafetales tiene varios inconvenientes importantes, por un lado, los trabajos podrían causar daños mecánicos al follaje derribando algunas hojas y en época de fructificación también derribando frutos de los cafetos, mientras que por otro lado es indudable que estas labores aumentan los costos de producción para el rubro de control de malezas.
 
 
 

Su guía para conocer sobre caficultura.