Comunicaciones Técnicas de Café
Número 90 - Julio 2018

Ramirez Caficultura desde Costa Rica

Apdo 396-3000, Heredia, Costa Rica, Teléfono: (506) 8322-2794

www.ramirezcaficulturadesdecostarica.com

La construcción de la cosecha en la planta de café

empieza desde el año anterior

Ing. Jorge Ramírez Rojas

Consultor Experto en Café

jramirez@ramirezcaficulturadesdecostarica.com

Figura 1. Ciclo Productivo del Cafeto.

 

Introducción

 

Durante el desarrollo del "Curso de Café" que hemos impartido a técnicos y productores en diferentes regiones, cuando tratamos el tema sobre fisiología aplicada al mejoramiento de la producción, son muchos los participantes sorprendidos con la explicación de que el ciclo productivo del cafeto tarda mucho más de un año y que en una planta de café normalmente se desarrollan dos ciclos productivos en forma simultánea.

 

Siendo que el conocimiento y la comprensión por parte del productor sobre este aspecto tiene gran relevancia para el manejo adecuado de la plantación, consideramos oportuno incorporar en el presente artículo un resumen sobre este tema.

Proceso vegetativo y reproductivo

 

El ciclo productivo del cafeto (figura 1) comprende el desarrollo de dos etapas: un proceso vegetativo de crecimiento de las ramas seguido de un proceso reproductivo de floración y fructificación. Si establecemos como referencia el manejo del cultivo bajo condiciones climáticas de periodo seco y lluvioso bien definidos, un ciclo productivo se estará cumpliendo durante el transcurso de unos 18 meses, donde la etapa vegetativa comprende los primeros cuatro a cinco meses y la etapa reproductiva los meses siguientes. 

 

El proceso vegetativo comienza con el crecimiento más notorio de ramas y la formación de hojas nuevas que se manifiesta con el inicio del periodo lluvioso y se prolonga por varios meses. Una vez que los nuevos crecimientos han alcanzado un punto de madurez fisiológica, ocurre el proceso de diferenciación del tejido reproductivo mediante la iniciación de las yemas florales que luego van a permanecer por un tiempo en reposo o latencia. La inducción para floración de las yemas maduras ocurre por medio de lluvias de cierta magnitud para después completar el ciclo productivo con el desarrollo y maduración del fruto.

Dos ciclos productivos en un mismo periodo de tiempo

 

En los cafetos ocurren dos ciclos productivos en forma simultánea, esto significa que las plantas crecen y producen al mismo tiempo. Este comportamiento propio de los cultivos perennes se puede observar en las ramas maduras de las plantas de café donde una parte del tejido fisiológicamente activo corresponde a la cosecha del año y la otra al crecimiento nuevo donde se estará alojando la cosecha del año siguiente.

Dos ciclos productivos en las ramas del cafeto.
 

Por eso la falta de un buen manejo de la plantación en cualquier época del año estará afectando de diferente manera dos cosechas. Esta situación permite valorar realmente la importancia que tiene la buena atención del cultivo para el desarrollo de los procesos fisiológicos que ocurren en la planta en forma simultánea para dos ciclos productivos diferentes.

Efecto de la bienalidad productiva

 

Una característica común al comportamiento del cafeto a través de sus años productivos, es la alternancia de cosechas altas con cosechas bajas conocida como bienalidad. Los rangos de variación entre el volumen de cosecha de un año y el siguiente es variable y dependiente de factores climáticos y manejo del cultivo, sin embargo, es posible señalar que un promedio de variación acumulado de 15-20% por varios años de cosechas entre altos y bajos, podría ser considerado normal siempre y cuando no haya interferencia importante de factores de clima y/o manejo del cultivo que puedan derivar en una mayor variación.

 

El efecto de bienalidad se debe a las diferencias en la proporción de tejido vegetativo y reproductivo que ocurre entre dos ciclos consecutivos en las ramas de plantas adultas de café donde, como se ha indicado, se desarrolla en forma simultánea el ciclo productivo que culminará con la maduración del fruto en ese año y el ciclo productivo que prepara el tejido nuevo para el siguiente periodo.

 

Cuando el número de nudos productivos en la rama es grande igualmente lo será la cantidad de flores y frutos, por tanto los nuevos crecimientos y el número de axilas para el periodo siguiente será bajo, ya que las reservas de la planta para ese periodo se consumen en la florescencia y desarrollo de los frutos.

Manejo del cultivo afecta la cosecha del año siguiente

 

La productividad está relacionada con el crecimiento de las ramas, su follaje, floración y fructificación. El crecimiento de las ramas laterales va formando el área que resulta del número de nudos para la producción. El follaje de las ramas de manera simultánea garantiza las reservas para el florecimiento y la fructificación, así como para la preparación de tejido para la cosecha siguiente.

 

Estos conceptos tienen una gran relevancia de aplicación práctica para el mejoramiento de la productividad cuando los caficultores logran ajustar las actividades de manejo del cultivo con las necesidades de los procesos fisiológicos que están ocurriendo en la planta. Por el contrario cuando no se brinda una buena atención a la plantación, los problemas nutricionales y fitosanitarios sobresalen como las principales causas de la baja productividad debido a una mala fertilización y deficiente control de enfermedades y plagas.

 

Por eso es que independientemente del efecto de bienalidad de las cosechas característico del cafeto, los productores deben tener claro que la baja productividad de las plantaciones son en gran medida resultado del mal manejo y los problemas ocurridas durante año anterior, asimismo que los cambios y ajustes posteriores aplicados para mejorar la condición del cultivo, ya no podrán variar la cantidad de cosecha construida el año anterior, sino solamente  mantenerla en buena condición  y esperar la respuesta favorable para el siguiente ciclo productivo.

 

A fin de que los productores puedan prevenir oportunamente las fuertes disminuciones de la producción corrigiendo a tiempo el manejo de sus plantaciones, es importante tener presente que una marcada caída en la productividad (además de la bienalidad negativa) puede ser debida a las siguientes razones:

 

1. Caída anormal de las hojas por problemas fitosanitarios durante el crecimiento de ramas y la diferenciación productiva.

2. Problemas nutricionales debidos a una mala fertilización.

3. Muerte de ramas debida a fuertes defoliaciones provocadas por el ataque de enfermedades que reducen el área productiva.

4. Agotamiento prematuro y aumento en la proporción de las necesidades de poda.

 
 
 

Su guía para conocer sobre caficultura.